viernes, 24 de junio de 2011

DEONTOLOGIA DEL CONTADOR

Deontología es la ciencia que estudia los actos morales y éticos de grupos de profesionales que actúan, de acuerdo a ciertas normas, reglas o criterios correctos, sobre todas las funciones privativas de cada tipo de profesionales.

Dentro de las actividades cotidianas que se desarrollan en el ámbito profesional del Contador Público, cuando lleva a cabo  trabajos con sus clientes, siempre será importante que se cumpla con la normatividad relativa a los postulados de ética profesional, establecidos en el código de ética promulgados por el Instituto Mexicano de Contadores Públicos, o bien, la Asociación Mexicana de Contadores Públicos, dos instituciones que fungen como federaciones de Contadores Públicos a nivel nacional, tanto para aquellos que se encuentran afiliados a una u otra y porque no, también para aquellos que no están afiliados a éstas.

Por lo tanto, un código deontológico profesional para los contadores públicos, será aquel sobre el cual se establecen los criterios mínimos de ética y moral en el cual deberán basar su actuación, con el fin de no dañar o lesionar a los usuarios de su servicios, como lo son los propios contribuyentes, las autoridades que son ante quienes tienen que cumplir una serie de obligaciones fiscales, ante los socios de las empresas o posibles inversionistas, ante los trabajadores, proveedores, acreedores entre otros.

En el presente documento se pretende establecer un breve decálogo que puede ser de utilidad para los contadores públicos, sobre su forma de actuar en pro de quien contrata sus servicios profesionales, independientemente de los postulados establecidos en los propios códigos de ética profesional.

Decálogo del Contador Público.
1.- Dignificar la profesión del Contador Público, con una buena actuación ante quien contrata sus servicios.
2.- Guardar el secreto profesional no dando a conocer información a otras personas no autorizadas sobre datos que conozca de las empresas a quienes presta sus servicios.
3.- Mantenerse actualizado, en todas las áreas que sean indispensables para poder ejercer correctamente su trabajo.
4.- Responder ante quienes corresponda por su actuación correcta o incorrecta.
5.- Actuar con imparcialidad cuando tenga que emitir algún tipo de juicio o dictamen sobre la información que revisa.
6.- Ser sincero al aceptar un trabajo para el cual este o no capacitado, haciéndoselo saber a los clientes.
7.- Mostrar su lealtad hacia quien paga por sus servicios.
8.- Respetar el propio código de ética profesional al cual se debe.
9.- No firmar documentos para los cuales no este autorizado o capacitado.
10.- Invitar a sus clientes a actuar siempre con la verdad, inclusive cuando se trate del pago de contribuciones elevadas, siempre y cuando sean las justas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada